Reduciendo condiciones de vulnerabilidad económica en niños,
niñas, hombres y mujeres jóvenes en situación de riesgo social,
en el municipio de Villa Nueva

Objetivos

Reducir de forma equitativa, las condiciones de vulnerabilidad económica de niños y niñas, y jóvenes hombres y mujeres, que viven en situación de riesgo social en El Búcaro, municipio de Villa Nueva, para aumentar su oportunidad de educación formal y acceso al mercado laboral.

Componentes del Proyecto:

  • Acceso equitativo a la educación con calidad de adolescentes y jóvenes hombres y mujeres entre los 17 y 24 años, a través de becas para formación vocacional
  • Integración familiar a través de escuela de padres para promover cambios de conducta en adultos, niños y niñas en la familia y la escuela.
  • Atención psicosocial y tutorías a niños, niñas, adolescentes y jóvenes beneficiarios del Proyecto, que necesitan apoyo profesional y personalizado.

Logros

  • Los líderes comunitarios participaron en el proceso de adjudicación de becas, para garantizar que los jóvenes en mayor riesgo social fueran prioridad para ser beneficiados.
  • Se adjudicaron 100 becas a jóvenes, 67 mujeres y 33 hombres.
  • Los y las jóvenes becadas adquirieron nuevos conocimientos y herramientas que les darán oportunidades de trabajo en el futuro inmediato.
  • Los y las 97 jóvenes que culminaron sus cursos, hicieron un mejor uso de su tiempo libre, alejándose de situaciones de riesgo a las que están expuestos.
  • Las actividades de prevención de la violencia les dieron la oportunidad de contar con herramientas que les permitieron mejorar las relaciones con su familia y entorno, les ayudo a tomar buenas decisiones para su vida, ver los problemas desde diferentes perspectivas y auto-motivarse para alcanzar sus metas.
  • En la Escuela Oficial Rural Mixta "El Búcaro", se desarrolló la Escuela de Padres con la metodología de “Familias Fuertes, Amor y Límites” contando con una participación de 258 madres y padres de familia y 516 niños y niñas de primaria y pre primaria.
  • Las madres y padres que participaron, lograron mejorar su dinámica familiar, establecer reglas en casa, aplicar sanciones, brindar elogios y reconocer acciones positivas de los miembros de la familia.
  • Se capacitaron 30 maestros y maestras, quienes actualmente cuentan con herramientas y técnicas para promover la disciplina asertiva dentro del aula, resolución y mediación de conflictos, fomento de la autoestima en las niñas y niños y promoción del juego como un recurso para la prevención de la violencia.
  • La atención psicosocial se brindó a 154 niñas y niños, fortaleciendo sus habilidades académicas, personales y emocionales.
  • Este proceso impactó positivamente en la vida de las niñas y niños haciendo que mantengan relaciones más equilibradas a nivel familiar y social.
  • A través de las tutorías mejoraron sus habilidades de lectura, escritura y matemáticas, habilidad para seguir instrucciones y respeto a la autoridad.
  • En el ámbito personal tienen mayor control de sus emociones y mejoraron sus relaciones interpersonales.